Cómo mejorar tu inteligencia emocional

Cómo mejorar tu inteligencia emocional

Cómo mejorar tu inteligencia emocional

La inteligencia emocional no es más que tu capacidad de aprender de acuerdo a lo que vives.
Se trata de un concepto que ubica al ser humano como alguien capaz de resolver conflictos diarios con facilidad gracias al control de sus emociones.

Si crees que no entras en ese grupo de personas, no te preocupes. Todos los seres humanos tenemos la capacidad de desarrollar habilidades que nos hagan más inteligentes, emocionalmente hablando.

Saber relacionarte con otros, escuchar a las demás personas, tomar decisiones acertadas, tener la capacidad de manifestar tus sentimientos y controlar las emociones, son facultades que te facilitarán la vida, lo mejor es que todo esto puedes aprender a hacerlo.

La ciencia y la inteligencia emocional

Daniel Goleman, especialista en la materia, explica que:
“Si bien una parte de estas habilidades pueden venir configuradas en nuestro equipaje genético, y otras tantas se moldean durante los primeros años de vida, la evidencia respaldada por abundantes investigaciones demuestra que las habilidades emocionales son susceptibles de aprenderse y perfeccionarse a lo largo de la vida, si para ello se utilizan los métodos adecuados”.

En consecuencia, el entrenamiento es vital y te llevará al éxito en el objetivo de alcanzar una mejor inteligencia emocional.

¿Qué actividades debes aprender a manejar?

Una de las más importantes es el autocontrol, es decir, la capacidad de controlar emociones y evitar que dominen cualquier situación que se presente.

Por otro lado está el autoconocimiento, conocerte a ti mismo es la base de una alta inteligencia emocional, pues esto te permite tener un mayor autocontrol y comprender de tus actitudes y reacciones ante cualquier situación.

Manejar estas dos facultades te servirá para canalizar las emociones en tu mente y dejarte llevar por los pensamientos positivos.

Porque al final de todo el reto de la inteligencia emocional es lograr una armonía entre lo que piensas y lo que sientes.

Luz Stella Solano M.

¿Cuál es tu propósito?

¿Cuál es tu propósito?

¿Cuál es tu propósito?

Tu propósito es aquello que te mueve y te impulsa a seguir adelante para alcanzar tus metas.
Es ese algo que te lleva más allá de lo que puedes o crees.
El asunto es que no es fácil tener claro cuál es tu propósito y sueles confundirlo con muchas cosas.

¿Cómo definir tu propósito?
Tu propósito es un conjunto de características que te definen y te hacen ser la persona que eres y sentir afinidad por ciertas actividades.

Para conocerlo puedes hacerte las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué quiero de la vida?
  2. ¿Hacia dónde quiero ir?
  3. ¿Qué haría gratis?
  4. ¿Qué me saca una sonrisa en las mañanas?

Ten en cuenta que la productividad no consiste en hacer cosas solo porque es algo con lo que debes cumplir.

Saber cuál es tu propósito, te dará las riendas para guiar tu vida.

Pero además, podrás establecer un plan de acción en el que hayas delineado prioridades reales sobre las acciones que vas a realizar.

Entender tu propósito y trabajar por ello, marcará la diferencia; una diferencia muy grande entre tu éxito personal y el resto del mundo.

Luz Stella Solano M.

4 cosas que te debes decir todos los días

4 cosas que te debes decir todos los días

4 cosas que te debes decir todos los días

El trato que tengas contigo mismo determina muchas cosas en tu vida, muchos de tus problemas nacen o aparecen, porque no te conoces y no sabes cómo tratarte, porque esperas todo de los demás, sin darte cuenta que tú tienes la última palabra.

Cuando eso te suceda, toma en cuenta que confiar en lo que sabes hacer, es realmente importante.

Presta atención a esta forma de tratarte que te dará muy buenos frutos, comienza a quererte con las palabras:

Eres todo lo que necesitas para continuar
Tienes en tu personalidad y habilidades todo lo necesario para alcanzar tus metas.
Con un poco de disciplina, perfeccionarás el trabajo y caminarás hacia un mejor futuro.

Siempre es importante sonreír
El buen humor debe acompañarte en todas tus batallas

Sonreír genera en ti una cantidad de cosas que ni siquiera imaginas.
La vida es realmente complicada como para añadirle dramas y mal humor.

Lo imposible no existe
Muchas cosas parecen más difíciles de lo normal, cuando dejas que esa percepción se adueñe de tu realidad, aparece el imposible.
Imposible es dejar de creer. Por eso debes luchar hasta el final para alcanzar tus propósitos.
No dejes que lo imposible sea tu barrera.

Que no te intimiden los errores
Equivocarte es normal, un error puede enseñarte más de lo que imaginas, aprende de ellos y no te condenes, al final del día todo valdrá la pena.

Ten en cuenta que en tus manos está el éxito. Atrévete a buscarlo y habrás ganado en el camino.

Luz Stella Solano M.

5 cosas sencillas que puedes hacer para cuidar el planeta

5 cosas sencillas que puedes hacer para cuidar el planeta

5 cosas sencillas que puedes hacer para cuidar el planeta

Cuidar el planeta es una responsabilidad de todos. Cada quien, desde su esquina, tiene la oportunidad de hacer algo por la tierra.

Lo importante de cultivar un comportamiento ecológico es que enseñarás con el ejemplo.
Es decir, tu familia, hijos y entorno más cercano, te verán como un ejemplo, una fuente de inspiración.

¿Cómo cuidar tu planeta?

Lo cierto del caso es que cuidar la tierra es más fácil de lo que crees, no necesitas crear una súper campaña de conservación del medio ambiente para hacerlo, solo presta atención a estas 5 cosas con las que puedes contribuir para tener un ambiente más verde:

  1. Consume productos que puedas reutilizar: Es más sencillo de lo que crees, por ejemplo reserva envases de vidrio de mayonesa o salsas para decorarlos y utilizarlos como vasos o incluso vasijas para decoración. En este punto la creatividad vale un montón.
  1. No dejes aparatos enchufados: Es muy común dejar cargadores conectados cuando no están en uso, pero eso genera corriente eléctrica que no se utiliza y por ende contamina, además representan un peligro latente para las personas que habitan la casa.
  1. Consume frutas y verduras ecológicas: Los alimentos ecológicos cuidan el medio ambiente y la razón es que durante su proceso de producción no se utilizan fertilizantes ni otros productos contaminantes.
  1. Aprovecha la luz natural: Si quieres reducir el consumo de luz eléctrica, abre las ventanas y sube las persianas para que entre la luz del sol en tu casa y realiza la mayor cantidad de actividades que requieran luz durante estas horas de esta manera en la noche no encenderás tantos bombillos.
  1. Siembra árboles: Los árboles producen oxígeno y son esenciales para la naturaleza y la vida sana del hombre. Siembra un árbol y estarás haciendo algo muy bueno por el planeta.

Cinco cambios muy sencillos que marcarán la diferencia.

Luz Stella Solano M.

Cómo evitar que el miedo afecte tu vida

Cómo evitar que el miedo afecte tu vida

Cómo evitar que el miedo afecte tu vida

Escuchar decir o leer mucho sobre lo bueno de ser positivo, saber enfrentar situaciones difíciles con lo mejor de cada quien o no tener miedo, puede convertirse en un dolor de cabeza, sobre todo si decides cuestionarte a partir de esta información.

De seguro se te ha presentado un momento en el que ves cómo actúa una persona con respecto a cierta circunstancia y en silencio, muy dentro de ti, te castigas porque sabes que reaccionarías de otra forma. En consecuencia, comienza tu mente a trabajar en torno a ello, te preocupas, analizas las razones e incluso permites que eso te afecte, sin darte cuenta que fue solo una comparación.

Todo eso surgió en tu mente y a partir de allí armaste un drama que no es real. Aunque cueste creerlo, lo que ocurre a tu alrededor es inevitable que te afecte, aunque trabajes mucho para que eso no pase.

La situación del país, el momento fatal por el que está pasando tu mejor amiga; etc. Todo eso te cansa, te fatiga, te llena de estrés y te asusta, es allí donde debes aprender a hablar de frente con el miedo.

El miedo, tu gran amigo

El miedo es una emoción fuerte, muy difícil de sobrellevar, tanto que a veces prefieres evitarla, pero eso es un error, nada ganas con hacerte de la vista gorda cuando algo te da miedo. Lo mejor es enfrentarlo, sin embargo no se trata de que salgas corriendo a lanzarte en paracaídas solo porque quieres enfrentar un miedo, todo va más allá y tiene que ver con la necesidad real de entender el sentimiento y aprovecharlo como un bueno amigo.

Cuando haces que el miedo sea tu amigo, desarrollas un nivel superior de comportamiento ante diversas situaciones.

Por ejemplo:

  • El miedo puede ayudarte a analizar todos los posibles escenarios antes de tomar una decisión.
  • Sentir miedo te servirá para conocerte y saber cuáles son tus límites reales.
  • El miedo puede impulsarte a ir más allá de lo que te crees capaz.

Así que ya lo sabes, la próxima vez que algo te de miedo, trata de entenderlo en lugar de solo correr.

Luz Stella Solano M.

¿Necesitas más información?