Confía con amor y te sentirás en paz

Confía con amor y te sentirás en paz

Si nadie sabe que necesitas ayuda, nadie acudirá a brindártela. Continuamente estamos siendo bañados por una energía divina, por un torrente de luz divina procedente de los cielos que trae a nosotros grandes bendiciones: poder, amor, bienestar, salud, prosperidad.

No obstante, muchos seres humanos la desechan como si fuera una falacia, aunque hayan escuchado hablar de ello, o se los hayan enseñado desde niños, dudan que sea cierta, es más fácil hacer algo a un lado que tomarse la molestia de verificarlo, en cualquiera de los dos casos se pierden de aprovechar una de las más poderosas herramientas que tenemos a nuestro alcance.

A menos que la pidas nunca llegará

Esta grandiosa fuente de energía está siempre a nuestro servicio, dispuesta a brindarnos todo lo mejor, solo que, debemos solicitar su ayuda, es un requisito que, aunque puede parecer obvio, con frecuencia suele pasarse por alto, lo cual es el origen de mucho sufrimiento.

Si quieres ayuda Divina, a menos que la pidas de manera explícita, nadie, ni siquiera Dios, lo hará puesto que siempre respetarán tu libre albedrío, siempre y por encima de todo se respeta tu derecho a elegir el camino que quieres tomar en la vida, aunque sea el equivocado o el más difícil.

Cada vez que necesitas ayuda, tanto Dios como los Maestros, ángeles y el universo entero estarán de tu lado y te prestarán el apoyo que necesitas, para ellos no hay límites, ni empresa grande o pequeña, a la hora de ofrecer ayuda la brindan generosamente, solo tienes que hacerte correspondiente con ella, pedirla amorosamente y esperar pacientemente.

Puede que surja la duda de ¿por qué pedirle a los ángeles o Maestros si puedo acceder a hablarle directamente a Dios? Pues en realidad no hay diferencia, Dios, los ángeles y los Maestros son uno, no existe separación entre ellos, solo existe la unidad. La palabra ángel significa mensajero de Dios y, por lo tanto, podemos considerar que ellos son una forma de pensamiento del Creador.

Causa y efecto

Solo existe la Luz, el Amor, Dios, todo es una unidad, Dios también es uno contigo y con los demás seres. Jamás pienses que no mereces ayuda porque alguna vez te equivocaste, o porque crees que eres malo, no cargues con culpas que te hacen sentir que mereces poco o nada, la ayuda divina no es un premio y las experiencias que vives no son un castigo, todo es aprendizaje y nada más que eso.

La ayuda es solo un efecto, se trata simplemente de un resultado de lo que piensas y haces, la causa para que aparezca una solución puede ser pedir ayuda humildemente, y pronto el efecto se producirá.

Poco o nada importa cómo se pide la ayuda, lo verdaderamente importante es pedir ayuda de los Cielos, lo valioso es el hecho de hacerlo. Puedes invocar a Dios, a los Maestros, a los ángeles, a la compañía Celestial completa, puedes hacerlo mediante la meditación o la oración, las afirmaciones, la visualización, la música, la pintura, la escritura o cualquier medio creativo, pero simplemente hazlo.

Tampoco importa si crees en ello o no, si lo haces, aunque no creas puede ser que cambies de opinión, y si lo haces con total convicción puede ser que aumente tu fe, lo único malo que puede pasarte es que estarás abierto y atento a recibir algo maravilloso y cuando llegue te sentirás muy bien.

Puedes dirigir tus sentimientos sinceros hacia el cielo, construir una relación de corazón abierto, algo así como: “Querido Dios invoco tu presencia y la de los Maestros, pido su ayuda y asistencia en____________, doy las gracias por ello. Esto es apenas un simple modelo, la idea es que lo hagas como se te ocurra.

Además no te esfuerces mucho en describir tu problema, Dios ya lo sabe todo, sabe exactamente lo que necesitas, cómo te sientes y la ayuda que necesitas. Sin embargo, hay algo que debes saber, siempre te llegará la ayuda que necesitas, pero no hay garantía de que sea la que quieres. Es posible que consideres que necesitas algo y en realidad lo que necesitas es completamente contrario a tus deseos, entonces llegará la perfecta para ti.

Ten la certeza de que siempre recibirás la ayuda que solicitas, pero será exactamente lo que necesitas, no lo que quieres, y solo Dios sabe lo que realmente necesitas, eso ni siquiera tú mismo lo sabes. 

Una razón que te lleva a orar o meditar es porque necesitas desahogar tus emociones y ansiedades, es porque quieres sentirte libre de todo ese estrés que estás acumulando a lo largo de mucho tiempo. Expresar eso que sientes ante esas fuerzas superiores a nosotros, ante esa energía cósmica, divina y universal nos hace sentir muy bien, ayuda a averiguar el origen del sufrimiento, la causa de la preocupación o la desdicha.

Luego de tu conversación meditativa, en oración o en la forma que hayas escogido, puede ser que empiecen a desencadenarse una serie de acontecimientos inesperados, revelaciones que te ayudarán a encontrar la solución tan anhelada, o comiencen sucesos que parecen milagros, pero que en realidad son resultados de tu conexión con tu divinidad, ese es el verdadero milagro, te conectaste con tu fuente divina y recibiste la ayuda solicitada.

Intenciones puras y cristalinas

Si te diriges al cielo en algún momento de angustia o mucha frustración, algunas veces en esos estados de conciencia alterados se logra una conexión más profunda y la ayuda viene de inmediato, porque se canaliza mucho mejor la energía y te concentras más.

No obstante, hay algo que nunca podrás olvidar y es que tus intenciones deberán ser puras, jamás buscando causar daño a otros o beneficiarte de alguien indebidamente, además, también deben ser cristalinas, siempre deberás tener muy claro lo que estás buscando, aquello que tu corazón anhela con vehemencia.

Los bloqueos

La materialización de tus deseos se bloquea cuando cambias con frecuencia tu manera de pensar, cuando un día deseas algo y una semana después otra cosa diferente. Es la forma más común de autosabotaje cuando en el fondo hay un sentimiento escondido de no merecimiento, o búsqueda de castigo por la equivocada idea de que eres culpable de algo.

El mayor problema y el más difícil de superar para muchos es la propia incredulidad, no solo no confían en que sus deseos se pueden realizar, sino que además les parece imposible que esas cosas puedan ser ciertas, no tienen fe ni en Dios, ni en ellos mismos.

Suelen existir varios tipos de obstáculos algunos ya los mencioné, pero los vamos a enumerar:

  1. No tener certeza de lo que se desea.
  2. Miedo a no conseguir lo que tanto se desea.
  3. Miedo a no merecer ayuda divina.
  4. Sentirse egoísta por pedir.
  5. Pensar que es arrogante realizar los sueños.
  6. No creer en que puedas recibir ayuda externa a ti mismo.
  7. Vivir alterado o enfadado.

Si pierdes la fe no funciona

La fe es un elemento importante y absolutamente necesario, sin ella nada funciona, ¿Cómo se puede esperar recibir ayuda si se piensa que es una locura o tonterías en las que no hay que creer? Esas tonterías en las que pocos creen son las que han ayudado a muchos, pero de las que se han perdido la mayoría, justamente por falta de fe.

Ten fe y tu vida cambiará para siempre, pide ayuda, ora o medita con plena convicción y fe inquebrantable, muy pronto la ayuda se manifestará.

——–

Si este artículo te sirvió, trajo algún beneficio a tu vida o fue de tu agrado, por favor regálame un comentario y comparte el enlace con otros.

 

Luz Stella Solano M

 Gracias por leer “Pide ayuda y pronto llegará”.  Si te gusto el artículo, déjanos tu comentario y comparte.

Club Mente en Paz

Exclusivo Club diseñado para la Transformación del Ser.

Recibirás sabiduría e información que apoya tu Paz Interior.

Quiero pertenecer al Club

Propósito 2866 Preocupación

Hoy suelto el impulso malsano a estar preocupado por cosas que no han sucedido, pero que en mi mente las veo como una verdadera calamidad. Las cosas que tanto tememos a menudo suelen resultar más simples de lo que imaginamos.

Propósito 2851 Gracias

Propósito 2851 Gracias

Hoy doy gracias por cada lección que aprendo aunque me resulte difícil, sé que detrás de cada una algo bueno viene, cada dificultad que enfrentamos y superamos es un paso más que nos permite avanzar en el camino de la vida.

Ámate y sé paciente contigo mismo

Ámate y sé paciente contigo mismo

A veces olvidamos que somos aprendices de la vida y que en todo proceso pedagógico es natural cometer errores para aprender.

Cada día aprendemos y maduramos, aunque no somos conscientes de ello, especialmente cuando enfrentamos momentos difíciles y dolorosos ante los cuales nos sentimos impotentes y creemos que vamos a desfallecer, sin embargo, luego de que pasa el tiempo al recordar comprendemos que todo era apropiado, allí se nos aclara la mente y logramos ver que no fueron más que lecciones y bendiciones importantes en ese período de la vida.

No seas tan duro contigo

A veces somos demasiado duros con nosotros mismos, nos exigimos más de la cuenta, pero sobre todo somos jueces implacables de cada uno de nuestros errores, castigándonos por no haber hecho las cosas de otra manera o por no avanzar con mayor rapidez. No seas tan duro contigo, mereces cariño y comprensión entendiendo que todos nos equivocamos alguna vez y ese error por lo general motivo un cambio positivo.

Por eso te invito a que seas más paciente contigo mismo, no permitas que avancen los auto juicios ni te castigues más por los errores del pasado, nos equivocamos con el propósito de aprender y evolucionar, acepta y comprende tu proceso de vida como algo natural que está siendo guiado por la divinidad.

Todo está permitido

Todas las cosas que ocurren son permitidas por la sabiduría divina, de la misma manera que una flor abre sus pétalos en el momento perfecto y una semilla germina a la hora indicada ni antes ni después, tu vida progresa al ritmo perfecto y necesario para ti.

Una mariposa abre sus alas para salir del capullo a su propio ritmo, si alguien acelera el proceso o lo fuerza la mariposa nunca podrá volar, así mismo ocurre en el camino de la vida, todos transitamos por él, pero cada uno lo recorre a su manera única y personal, cada uno comete los errores necesarios para lo que necesita aprender y sana sus heridas en el momento justo.

Trátate con amor, eres la persona con la que vas a vivir toda tu vida, la única a la que nunca podrás abandonar, mereces cuidados, atenciones, regalos, privilegios y todo lo grandioso de la vida. Sé paciente contigo, comprende tu proceso y acepta tu ritmo, mientras más abierto seas más podrás recibir la guía de la divinidad y ella podrá actuar en ti con más fuerza y constancia.

Coloca tus afanes y temores en manos de Dios y permite que te transporte a la energía eterna, a experiencias hermosas y naturales que te reconfortan y engrandecen liberando los sufrimientos y necesidades con mucho amor.

Acoge con calma la idea de que siempre estás siendo bañado por la luz divina, protegido y guiado hacia tu más alto beneficio y deja fluir tu vida sin angustias ni preocupaciones innecesarias, todo se da en el momento perfecto.

Si te agrado este artículo y consideras que es útil por favor comparte el enlace y regálame tu comentario.

Luz Stella Solano M

Gracias por leer “Ámate y sé paciente contigo mismo”.  Si te gusto el artículo, déjanos tu comentario y comparte.

Club Mente en Paz

Exclusivo Club diseñado para la Transformación del Ser.

Recibirás sabiduría e información que apoya tu Paz Interior.

Quiero pertenecer al Club

La ley de la armonía – Parte 2 – Leyes divinas que rigen el universo

La ley de la armonía – Parte 2 – Leyes divinas que rigen el universo

La armonía no es algo complicado, nace del hecho de que existen dos fuerzas primarias en el universo, una de carga positiva que otorga o da, y la otra de carga negativa que recibe, las cuales se manifiestan en diferentes niveles de la experiencia humana, que cuando actúan equilibradamente se manifiesta la armonía.

Cuando se vive en equilibrio, igualmente surge el reposo, la tranquilidad y la paz interior, la falta de equilibrio conduce a una serie de movimientos perfectamente necesarios en la vida, pero que por lo general suelen ser difíciles o dolorosos.

Reconocimiento de la ley

El desequilibrio es necesario porque conduce al reconocimiento de la ley, que nos muestra que las fuerzas permanentemente interactúan, pero dentro de ciertos límites; la variación en la relación entre ellas crea vida, genera aprendizajes y nos mueve por el camino de la evolución, la vida se vuelve fácil y agradable de vivirla cuando ocurre una correcta y armoniosa interacción.

A lo largo de nuestro proceso evolutivo, llegará un nivel de conciencia donde la humanidad alcanzará un modo de vida armónico, y todas las partes sabrán interactuar solidaria y pacíficamente.

Para que las cosas fluyan debemos entender que la ley de armonía siempre estará presente y que cuando nos salimos de ella las cosas se estancan o se acaban, así que es de obligatorio cumplimiento aprender a adaptarnos a las diferentes situaciones que la vida nos presenta voluntaria, armónica y conscientemente si queremos sentirnos cómodos no solo en el estado final al que llegaremos, sino también durante todo el proceso.

Nos damos cuenta de que hemos violado la ley de armonía porque produce una profunda insatisfacción, la vida se desenvuelve en medio de un mar de conflictos sentimentales y emocionales. Los traumas psicológicos se producen como resultado de la violación a la ley de armonía, cuando nos vamos en contra de ella aprendemos a reconocerla.

Donde hay sufrimiento, angustia, miedo, frustración, amargura o cualquier situación de insatisfacción, no hay armonía. Cuando nos sentimos mal con lo que alguien hace, dice o deja de hacer, entramos en desarmonía.

Estamos dentro de la Ley de Armonía cuando tenemos buenas relaciones con los demás, cuando tenemos sensaciones de agrado, de cordialidad, amabilidad y estética. Cuando por determinación consciente decidimos eliminar el trauma y las limitaciones autoimpuestas, entramos en una nueva etapa de ley de armonía y con ello nuestras relaciones no volverán a entrar en conflicto.

Dos tipos de limitaciones:

  1. Las conceptuales autoimpuestas, son conscientes; nosotros mismo las mantenemos de forma voluntaria, nadie nos las impone, surgen de un sistema de creencias que está instalado en la mente del cual no queremos desprendernos aunque nos cause sufrimiento y dañe nuestras relaciones, son el producto de la ignorancia o ego.
  2. Las traumáticas de origen subconsciente o inconsciente, no sabemos que las tenemos, pero salen al exterior en los momentos en que hay alguna situación externa asociada a ellas.

El trauma suele dispararse de manera automática por eso lo llamamos mente reactiva, porque obedece a programas instintivos de defensa instalados en la mente, no provienen de la ignorancia o creencias limitantes.

El equilibrio en la vida se alcanza cuando fluimos en armonía con las diferentes experiencias que se presentan en la cotidianidad, cuando luchamos contra las situaciones que nos desagradan generamos conflicto y nos salimos de la ley de armonía.

Cuando estamos dispuestos a dar lo mejor de nosotros, a actuar con serenidad haciendo uso de nuestras cualidades con actitud respetuosa y generosa, cuando usamos nuestra energía y entusiasmo para relacionarnos con los demás, sin lugar a dudas, recibiremos de lo mismo y seremos felices ahora mismo, puesto que, esta ley de armonía nos confirma que siempre recibimos de lo mismo que damos de manera matemáticamente exacta.

Tips para vivir en armonía:

  • Dar siempre lo mejor en todo momento, lugar y circunstancia.
  • Pensar siempre lo mejor de todas las cosas y de todas las personas.
  • Hacer todo con amor y entusiasmo, colocando toda nuestra energía y habilidades en ello.
  • Abrirnos a recibir siempre lo mejor con la certeza de que es lo único que la vida nos tiene reservado.
  • Pensar que todo lo que tienes es porque te lo mereces, si la vida te lo da es porque te corresponde.

Algunas personas se niegan a recibir porque piensan que no merecen, se sienten culpables o tienen baja autoestima. De esta forma se cierran al flujo del equilibrio de universo hacia ellos. Cerrarnos a recibir es tan inarmónico como negarnos a dar.

La parte fundamental de la ley de armonía a nivel de relaciones se llama la técnica del respeto. Respeto significa renunciar a criticar, condenar, juzgar, atacar, castigar, imponer, agredir a las personas, situaciones o cosas en pensamiento, palabra y obra. Aceptar las funciones, comportamientos, pensamientos, actitudes, culturas, creencias y destinos de los demás.


Cuando una persona respeta, el resultado es armonía total en su vida y excelentes relaciones con todos y con todo.


En nuestro próximo artículo sobre las Leyes divinas veremos La ley de correspondencia, fundamental para comprender el origen de las situaciones que enfrentamos y saber por qué nos pasan.

Si estos artículos son valiosos para ti por favor regálame tus comentarios y comparte con otros. Gracias por apoyar la paz de la humanidad.

Luz Stella Solano M

Gracias por leer “La ley de la armonía Parte 2”.  Si te gusto el artículo, déjanos tu comentario y comparte.

Leyes divinas que rigen el universo

Ingresando a esta página conocerás todas las leyes que rigen el universo y el efecto que producen cada momento, cada día en cada uno de nosotros.

Quiero conocer las leyes

Ama sin condición

Ama sin condición

El significado del amor es algo que se ha escrito a lo largo de la historia de la humanidad, y aún siguen y seguirán saliendo nuevas y maravillosas reflexiones sobre lo que es amar verdaderamente.

El amor no es un sentimiento

Cuando describimos el significado de lo que es amor, podemos verificar que proviene de lo más profundo de un ser humano, contrariamente a lo que la mayoría de la gente opina, no es un sentimiento, por una simple razón y es que el sentimiento es variable y dual.

El sentimiento tiene la facultad de variar en cualquier momento por alguna circunstancia ajena, inesperada o que se considera inaceptable. Alguien le dice a una persona “te amo”, luego la persona se comporta de una manera extraña y diferente a la forma esperada e inmediatamente surgen el malestar y el rechazo, no solo hacia el comportamiento como debería ser, sino hacia la persona, en ese momento quien expreso “te amo” ya no está tan segura de sus sentimientos.

Justamente por eso, porque son sentimientos y estos tienden a ser variables según las circunstancias y de acuerdo a las creencias que cada quien tiene. Los sentimientos son inestables y modificables, el amor es sólido como una roca, resiste todas las tormentas y no se asusta ante las vicisitudes de la vida.

El sentimiento varía entonces según el comportamiento del otro. Si me encanta lo que alguien hace, dice cosas de mi agrado, sus comportamientos los considero dignos y apropiados, sus gustos personales coinciden con los míos y además es complaciente, definitivamente surgirá el sentimiento de amor.

Pero, si por el contrario la persona a pesar de ser buena, justa, equilibrada y amable tiene gustos diferentes, puntos de vista contrarios que incluso pueden parecer extraños, entonces ya no se siente el mismo amor, ese sentimiento de amor se convierte en uno de rechazo, malestar e incluso deseos de alejarse.

Amor verdadero

El verdadero amor es generoso, el sentimiento tiende a ser egoísta, el amor deja ser, el sentimiento intenta imponer, el sentimiento por lo general suele ser controlador, mientras que el amor es dador.

El amor es empático, es dulce y benevolente, es comprensivo y misericordioso, se pone fácilmente en los zapatos del otro porque no emite juicios a priori, no ataca por lo tanto no tiene nada de que defenderse.

Quien ama de todo corazón nunca tiene miedo de mostrar su amor, de expresarlo abiertamente, su amor es como un libro abierto dispuesto a entregar su contenido libremente a quien lo quiera recibir.

El amor es lo más maravilloso del mundo, gracias a él nacemos, vivimos y morimos; dejar que el amor divino fluya por nuestras venas y a través de todo nuestro ser, es la más maravillosa de las aventuras, es sentir la unión con el Creador.

Mientras más amor se da más amor se recibe, se multiplica exponencialmente, no hay que seleccionar a quien se va a amar puesto que todo ser vivo es merecedor de amor, simplemente hay que mantener el corazón abierto y permitir que el amor fluya hacia todos por igual.

El amor no selecciona, no es excluyente, por el contrario es incluyente y benevolente, acepta a todos por igual, no importa si se los considera buenos o no tan buenos, sin importar sus comportamientos y sus errores ama a todos sin condición y con total aceptación.

El amor verdadero no se abre y cierra como un grifo, es como una gran cascada que nunca deja de fluir y bañar a todos por igual con su fresca y cristalina agua. No hay que aferrarse a él porque es libre, si pierde su libertad deja de ser amor, cuando se suelta se multiplica y se convierte en gozo y plenitud, en la más maravillosa bendición para aquellos que lo dan sin condición.

Si quieres ser feliz ama sin condición, si quieres vivir en paz ama sin condición, si quieres disfrutar una vida plena de gozo, salud y bienestar ama sin condición.

Luz Stella Solano M.

Gracias por leer “Ama sin condición”.  Si te gusto el artículo, déjanos tu comentario y comparte.

Club Mente en Paz

Exclusivo Club diseñado para la Transformación del Ser.

Recibirás sabiduría e información que apoya tu Paz Interior.

Quiero pertenecer al Club

Skip to content