Cuando obramos guiados por el ego, cometemos errores, somos violentos, impulsivos, dominantes y tercos¡ inversamente, cuando obramos desde la sabiduría interior contenida en nuestra conciencia tenemos aciertos, somos seres pacíficos, serenos y sabios.

A través de la historia y en las enseñanzas contenidas en las diferentes escuelas religiosas o filosóficas hemos aprendido que existe algo llamado la Liberación o la Salvación¡ sin embargo, muy pocas personas conocen su verdadero significado. Según lo anterior, pareciera ser que somos culpables de algo, que desde el mismo momento en que nacemos ya somos pecadores y tenemos una condena que cumplir. En realidad esto es bien diferente. No obstante, podemos asegurar dos cosas: que el culpable no existe, y que a pesar de que no existen culpables de nada, sí existen la Liberación y la Salvación.

Esto es así, ya que tanto la ignorancia como el sufrimiento y la muerte son necesarios, para el desarrollo de la comprensión y asimilación de la verdad, por parte de la conciencia. Cuando nuestra conciencia completa su desarrollo y adquiere toda la sabiduría y las verdades universales, ya no es necesario el sufrimiento, ni estar prisioneros de un cuerpo físico.

La ley de la naturaleza nos muestra que todo cuerpo que nace necesariamente muere; sin embargo, la materia de la que están compuestos los cuerpos es indestructible. Cuando un cuerpo muere, la materia de la que está compuesto regresa a la madre tierra, es reciclada por ésta para que posteriormente se inicie nuevamente el mismo proceso. La muerte solamente es un proceso permanente del universo al igual que el de nacer, dentro de los cuales la materia se organiza y desorganiza constantemente.

Lo que realmente le da vida a la materia es la chispa divina. De acuerdo con este orden de ideas, la muerte corresponde al cuerpo; éste es el que muere, el que regresa a la tierra de donde provino (la muerte solamente se da en la parte temporal del espíritu, que estando dentro de un cuerpo físico, no puede liberarse de éste, sino mediante ella, y no puede vivir ninguna experiencia física si no es a través de entrar en un cuerpo al momento de nacer).

Tomado del libro “De Regreso al Cielo” Página 27

ÚLTIMOS RELACIONADOS

Propósito 2463 Amor propio

Propósito 2463 Amor propio

Hoy cuido de mí mismo, así como una madre o un padre protegen a su bebé, así mismo tengo deberes y responsabilidades para conmigo mismo

Propósito 2450 Sabiduría

Propósito 2450 Sabiduría

Hoy toda la sabiduría y el conocimiento emergen gradualmente desde adentro, las experiencias dolorosas y difíciles nos forman y obligan a avanzar, algunos aprenden de forma rápida y fluyen con la vida en perfecta armonía y unidad con todo, otros se atascan en situaciones conflictivas y crean más sufrimiento del necesario, cada uno decide

Propósito 2443 Felicidad

Propósito 2443 Felicidad

Hoy me siento feliz de ser yo, me miro al espejo con admiración y respeto, digo en voz alta que me amo, me mimo con extraordinaria y amorosa devoción, me doy gusto en comer lo que se me antoja, en tomar una siesta, en recibir un masaje, en sentarme serenamente sin...

Síguenos