Para mejorar la calidad de vida no se requieren pequeños cambios, es un engaño creer esto, una vida feliz, una mente en paz, prosperidad y una buena salud, forman parte es un estado mental que abarca muchas cosas de diferentes ámbitos, aquí vamos a ver cinco de los más importantes principios.

Cinco principios básicos para vivir en Paz

Cada día va en aumento el número de personas que desean mantener un estilo de vida más sano, relajado y lleno de paz, todos buscamos la paz solo que no sabemos qué hacer para lograrla. La paz viene cogida de la mano con un estilo de vida sano donde las costumbres o hábitos saludables juegan un papel bien importante y por supuesto que llevar una alimentación sana forma parte de este paquete de elementos necesarios para lograr vivir en paz y felices.

Para mejorar la calidad de vida no se requieren pequeños cambios, es un engaño creer esto, una vida feliz, una mente en paz, prosperidad y una buena salud, forman parte es un estado mental que abarca muchas cosas de diferentes ámbitos, veamos cinco de los más importantes principios:

Alimentación

Es indiscutible que la alimentación juega un papel importante en la construcción de una vida sana y feliz. La alimentación es el combustible que le damos al cuerpo y si es de mala calidad entonces en lugar de aportarle energía y vitalidad lo que hace el robársela. Una mala alimentación obliga al organismo a realizar grandes esfuerzos innecesarios que lo desgastan y lo obligan a buscar mecanismos para protegerse e intentar de alguna manera procesar las toxinas que contienen todos esos elementos comestibles conocidos como comida chatarra, pero que en ningún caso son alimento; antes, por el contrario, son ladrones de nuestra salud y vitalidad.

El Ejercicio

Es la fuente de la vitalidad hace que el cuerpo produzca endorfinas, que son sustancias químicas que nos hacen sentir paz y felicidad, que nos permiten conservar la alegría a lo largo de la vida. El ejercicio ayuda a dormir bien y apoya en la recuperación de los problemas mentales como depresiones leves y baja autovaloración porque proporciona una agradable sensación de logro y satisfacción, además del bienestar físico que produce.

Meditación

Es una acción en calma, es una manera de mantener la mente en el aquí y el ahora, es vivir el momento presente calmada y relajadamente, sin vacilaciones ni anticipaciones, es una forma simple y sencilla de conectarnos con nuestra verdadera fuente. En la meditación la mente está alerta y los demás órganos están en reposo profundo, el ser entra en una profundidad fresca que lo llena de paz, armonía y felicidad. La meditación es la aceptación del momento presente.

Pensamiento

El pensamiento es la facultad de crear ideas o representaciones mentales sobre algo o alguien, pensar es una función que la naturaleza nos ha entregado, la mente nos hace humanos puesto que es el poder más grande que tenemos. El estado de nuestros pensamientos determina nuestra vida, ella cambia cuando nuestros pensamientos cambian. Si la vida que vivimos no nos agrada, hay que cambiar la forma de pensar. Es imposible crear pensamientos positivos y negativos al mismo tiempo, uno u otro dominan nuestra mente, ya que la mente es una criatura que se crea hábitos, por lo tanto, se convierte en nuestra responsabilidad mantener pensamientos positivos si queremos lograr el bienestar.

Manejo del estrés

El estrés una respuesta fisiológica y psicológica de una persona que intenta adaptarse a las presiones que recibe externamente o a las que se siente sometida. Se origina en el instinto de supervivencia donde el ser humano siente miedo por el futuro o por algo que teme que suceda y que le genera una carga de ansiedad muy grande, involucrando órganos y funciones del cuerpo, como el cerebro y el corazón, los músculos, alterando el flujo sanguíneo y hasta la digestión. Cuando las situaciones de estrés son prolongadas o se intensifican en el tiempo, la salud, el desempeño académico y profesional y las relaciones personales o de pareja de la persona resultan afectadas.

Las condiciones externas cambian luego de haber realizado el cambio de las condiciones internas, la mayoría de la gente se pasa la vida tratando de hacer lo contrario creyendo que en una lucha por cambiar el mundo va a encontrar la forma de resolver sus problemas o de llenar sus vacíos, lamentablemente esta lucha es en vano, no es posible lograr un cambio en la vida, verdaderamente duradero y definitivo sino se realiza en el ámbito interno, primero cambiando la forma de pensar, desarrollando valores internos, transformando las creencias antiguas, cuidando el cuerpo que es el vehículo mediante el cual vivimos la experiencia de vida y entrenando la mente.

Una vida feliz, saludable y próspera depende únicamente de nosotros, pero requiere de un trabajo interno de transformación, no se da de la noche a la mañana, pero la buena noticia es que se da, que por cada paso que avanzas, a cambio recibes un resultado positivo, al principio pequeños resultados y luego resultados grandes y contundentes.

Skip to content