A través de las Llaves Maestras de la Vida, herramienta valiosa y pedagógica que nos apoya en la cotidianidad de la vida en nuestra aventura de vivir espiritualmente, de vivir en amor.

Para conocer estas maravillosas llaves, te propongo un viaje en el que sólo debes dar un paso, un único paso; este paso es “El Propósito”, un solo propósito, el de desarrollar nuestra naturaleza más íntima, el de conectarnos definitivamente con el orden natural del universo y lograr así una verdadera paz, a pesar de los obstáculos que encontremos. La verdad fundamental que hay dentro de cada uno de nosotros es que somos “UNA CREACIÓN DIVINA” y toda creación tiene “Un Propósito”.

Luego los demás pasos se sucederán uno a uno produciendo una gran transformación en tu vida. Este único paso, también tiene un único resultado: TRANSFORMAR TU VIDA, mejorarla, convertirla en una gran experiencia de crecimiento, paz y felicidad. Descubrirás que una vez que la pones en práctica, te conviertes en otra persona.

Este viaje tiene un riesgo: no hay la posibilidad de regresar, no podrás dar un paso atrás; una vez que inicias el viaje, podrás abandonarlo en el momento que quieras, pero definitivamente no podrás deshacer ninguno de los pasos ya dados, porque cada uno de los pasos que des será un logro, algo que aprendiste, que generará un resultado positivo en tu vida, y ¿quién quier abandonar los resultados positivos?

El desarrollo espiritual requiere del conocimiento de aspectos fundamentales:

1. Desarrollar en nuestro interior la convivencia armónica, pacífica y feliz con todas y cada una de las criaturas existentes en el universo…

2. Conocer Ias “LEYES UNIVERSALES”, porque este Universo que habitamos es un organismo vivo, inteligente, creativo, perfecta y magistralmente dirigido por una fuente Divina…

3. Y por último dirigir consciente y voluntariamente nuestro “PENSAMIENTO”.

Este increíble viaje sólo puedes decidirlo tú mismo. Debes saber que este viaje es un viaje que tarde o temprano acabarás emprendiendo, no hay escapatoria, algún día llegarás a él e iniciarás su trayectoria; es inevitable y no importa cuándo se comienza ni cuándo se termina, porque en él lo más importante es el camino que se anda.

SOMOS SERES DIVINOS,
VIVIENDO UNA EXPERIENCIA HUMANA;
NO SERES HUMANOS
VIVIENDO UNA EXPERIENCIA DIVINA.

Tomado del libro “De Regreso al Cielo” Página 11

Luz Stella Solano Montes | Nueva HumanidadLuz Stella Solano M. 

ÚLTIMOS RELACIONADOS

Unidos por la paz de Colombia y el mundo

Unidos por la paz de Colombia y el mundo

El mundo esta conmocionado en este momento y en especial mi patria Colombia, nos sentimos limitados, como si viviéramos en un lugar donde murió la esperanza, indefensos a merced de movimientos e intenciones oscuras y desconocidas, donde no hay cómo salir de la pobreza...

Propósito 2914 Reflexión

Propósito 2914 Reflexión

Hoy reflexiono sobre mi vida y cada una de las acciones que realizo, la única manera de crecer es observar y reflexionar sobre mi forma de ser y actuar, la falta de reflexión es el camino a la destrucción, una esclavitud insoportable del ego que no permite avanzar por...

Síguenos

Skip to content