Despeja tu mente de lo que no necesitas

Es común que tengas tu mente sobrecargada, llena de información que en realidad no necesitas, tu cerebro se encuentra muy estimulado y se ha acostumbrado a funcionar así.

Aunque esto no significa que sea natural ni positivo, de hecho puede ser dañino para tu salud e influir en tus actividades cotidianas, haciéndote perder la concentración y atención en las actividades que realmente son importantes.

Tu responsabilidad es limpiar tu mente cada vez que lo necesites de ese exceso de cosas que la recargan para recibir adecuadamente nuevas ideas, aprendizaje y experiencias.

Una manera de hacerlo es haciéndote una serie de preguntas que harán que te des cuenta de lo que realmente merece un espacio en tu vida:

  1. ¿Qué puede ser peor para ti fracasar o no intentarlo jamás?: Las dudas ocupan un gran espacio en tu cabeza, quizás darle una respuesta a este interrogante pueda darte el impulso que te hace falta para ir por ello.
  2. ¿Por qué estás agradecido? Hacer una lista de las grandes bendiciones que tienes en tu vida es una excelente manera de enfocarte.
  3. ¿Prefieres trabajar por dinero o por pasión? Al contestar esta pregunta podrás dejar de quejarte por tu trabajo, porque puedes evaluar el por qué estás dónde estás, retirarte o seguir con tu objetivo.
  4. ¿Cómo haces para que cada día cuente? Vives tus días al máximo, sacando provecho o simplemente dejas que pasen pensando que son infinitos. Haz que cada día cuente y enfócate en lo que realmente te saca una sonrisa.
  5. ¿Cuándo te concentraste en tu respiración por última vez? Si no recuerdas la respuesta hazlo en este momento y cada instante que puedas. Es una excelente manera de barrer la mente.
  6. ¿A quién amas en tu vida y cómo se lo haces saber? Por lo general te preocupas por tus seres queridos pero cómo les demuestras tu amor, con qué frecuencia les das cariño.
  7. En tu día a día ¿Tomas tus propias decisiones o alguien más lo hace por ti? No es fácil tener que tomar decisiones y menos aún asumir las consecuencias que estas traen consigo, pero es peor aún tener que vivir la vida que otros construyen para ti.

¿Qué otra pregunta se te ocurre para dar un orden a tu mente?

Mantén estas preguntas visibles y respóndelas cada vez que pierdas el enfoque, controlar tu mente es la mejor manera de estar en paz contigo.

Luz Stella Solano M.

¿Necesitas más información?