La más clara señal del miedo que consume internamente a un ser humano se manifiesta en su deseo de mantener el control sobre las cosas, las situaciones y las personas.

Este deseo conduce al ser humano a comportamientos agresivos e impositivos que en la mayoría de los casos son producto del miedo y la falta de confianza en sí mismo y en que el universo es organizado y confiable.

 Sé compasivo

Si padeces de este mal tan generalizado o conoces otros que lo padecen, sé compasivo contigo y con ellos. Los comportamientos equivocados no son producto de la maldad o la mala intención, por lo general provienen de un corazón herido, asustado y lleno de miedos, o de creencias equivocadas instaladas en la mente que perturban la verdadera visión de la existencia humana.

El amor y la confianza en uno mismo y en la vida son el remedio infalible que sana estas emociones negativas. Nadie intenta ejercer control sobre alguien o algo de lo cual se siente seguro, el deseo de control surge ante el miedo incontrolable de que las cosas no salgan como se espera, de perder los bienes y las posesiones o de que las personas no nos quieran y en cualquier momento nos abandonen.

Deseo incontrolable

Imagina entonces lo absurdo del asunto, padeces de un deseo incontrolable de ejercer control sobre los demás y las situaciones o eventos externos. ¿Cómo puede alguien desarrollar la capacidad de controlar algo afuera, cuando no puede controlarse internamente?

La más grande verdad de la vida es que todo cuanto existe y sucede está permitido y guiado por la divinidad, que jamás se cumple la voluntad del hombre, cuando aparentemente parece que se está manifestando lo que los hombres quieren en su vida, no es más que una percepción equivocada del ego que cree que hace y consigue todo lo que se le antoja, pero, en realidad lo único que está sucediendo es que por cualquier razón su voluntad está alineada con la voluntad de Dios, aunque no lo sepa.

Si tu confianza en ti y en la vida está resquebrajada o ha sido perturbada y sientes una necesidad incontenible de controlar las cosas, si sientes un extraño impulso de imponer tus ideas y gustos personales a otros, si sientes angustia o ansiedad de que algo salga mal, la solución a estas situaciones no está afuera, está en tu interior.

Todos en algún momento sentimos miedo y eso es natural, pero también necesitamos aprender a controlarlo porque si nos descuidamos nos convertimos en seres manipuladores, controladores e insoportables, que van por la vida convencidos de que tienen la razón, de que las cosas se deben hacer a su manera y de que pueden controlarlo todo.

Personas indeseables que nadie quiere a su lado y que a cambio de poder controlar algo, con el tiempo descubren que hasta su propia vida se les salió de control.

Orden y perfección

Existe un orden perfecto para cada cosa, si descansas sobre esa verdad con fe inquebrantable serás bendecido y apoyado por la poderosa Fuerza Creadora del universo.

Ten presente que la persona que trata de ejercer poder sobre algo a menudo es porque se siente fuera de control, porque desconfía de sí mismo, piensa que está solo y perdido en este vasto universo.

No puedes ejercer ningún control sobre nada ajeno a ti mismo, creer que puedes controlar algo externo no es más que una falacia que conduce al ser humano a conductas destructivas, el mayor control, el que te llena de poder y te hace indestructible es el poder de Dios que habita en tu interior, cuanto más consciente estés de esta verdad, más en paz sentirás.

Es en tu interior donde puedes y debes desarrollar la certeza de que todo saldrá bien y la fuerza para conseguir lo que te propones, el amor y el orden divino están totalmente a cargo de cualquier situación cuando confías en que así es.

No hay mayor pérdida de tiempo y desperdicio de poder que tratar de ejercer control sobre los demás o sobre situaciones externas que no están en nuestras manos, destruyes tu vida, desgastas tu energía y cada vez te alejas más y más de tu verdadera fuente de poder.

No tienes que cambiar nada ni a nadie diferente de ti mismo, esa es la fuente de la paz interior y con la paz llega la sabiduría de que todas las cosas están bajo control.

Deja ya de malgastar tu tiempo tratando de conseguir lo imposible, nunca lograrás controlar el mundo ni a las personas, si ni siquiera eres capaz de controlar tu mundo interno, ¿Cómo pretendes controlar algo diferente?

Pero, cuando logres controlar ese mundo interno verás el más grande y poderoso de los milagros, descubrirás que no hay nada que controlar, ya todo es perfecto y sucede de la única manera como puede suceder, todas las personas son hermosas y perfectas y hacen lo mejor que pueden y saben, aunque se equivoquen y deban pasar por filtros de aprendizaje que les exige esfuerzo o les causa sufrimiento.

Luz Stella Solano M.

—————–

Gracias por leer este artículo, si fue de tu agrado por favor regálame tu valioso comentario que no solo me sirve de inspiración para continuar escribiendo, sino que alimenta el corazón de otros y los impulsa a leerlo.

Si quieres profundizar más sobre estos temas en el club mente en paz podrás disfrutar de cursos llenos de una información sabia y muy profunda que te ayudará a transformar tu vida y a mejorar las condiciones de tu entorno. También tendrás a tu disposición mucho material escrito como ebooks, meditaciones, reflexiones y mucho más.

Club Mente en Paz

Exclusivo Club diseñado para la Transformación del Ser.

Recibirás sabiduría e información que apoya tu Paz Interior.

Quiero pertenecer al Club

Ir al contenido