En momentos de preocupación, angustia, epidemias, crisis económicas o cualquier situación que pueda generar pánico debemos conservar la calma y ser lo más ecuánimes posible. No hay que llenarnos de pánico simplemente porque en las redes sociales muchas personas irresponsables, expresan sus miedos sin ningún filtro y sin caer en cuenta el daño que pueden causar.

Debemos conservar la calma, el peligro esencial es el pánico que están generando los diferentes medios y las decisiones políticas que funcionan desde la oscuridad y hacen descender la frecuencia vibratoria de la humanidad.

En estos momentos de tanta confusión todos debemos mantenernos tranquilos y a usar la lógica. Infórmate de fuentes confiables y sigue las instrucciones de manejo de personas u organizaciones idóneas en el tema, no de cualquiera que ande por ahí difundiendo sus miedos y suposiciones.

Estamos frente a un virus conocido desde hace muchos años, que ahora se dispara por cualquier razón que puede estar ligada a una intención de manipulación de la población, de limitar el libre movimiento de las personas, de fortalecer poderes ocultos especialmente económicos, puede provenir de cualquier lado, no obstante, ese ya no es el punto de mayor relevancia, sino el papel que juegas en todo este oscuro panorama.

No caigas en la oscuridad, el miedo te vuelve manipulable, ilógico y poco sensato, toma las medidas prudentes necesarias sin llegar a extremos absurdos producto del temor. Tenemos que mantener la calma a toda costa y no dejarnos dominar por el pánico o la histeria colectiva, podemos ser luz en tanta oscuridad, brindar información sensata sin tanto sensacionalismo, compartir informes de fuentes verdaderamente confiables, que no causen pánico en la sociedad y que por el contrario instruyan a la gente sobre cómo manejar esta situación de forma sabia y sin caer en suposiciones que no tienen sustento científico o valedero.


Al único miedo que debes temer es al tuyo.


Actúa con sensatez y mucha prudencia, no sigas el juego de aquellas personas que quieren infundir pánico y especialmente no te dejes llevar por la histeria colectiva, llénate de paz, tienes una grandiosa oportunidad para convertirte en un sembrador de luz, en un mensajero de amor que apoya a las personas y las inspira a estar calmadas y a que prevalezca en ellas el buen juicio y su sentido común.

Invita a todos a meditar, orar, a pasear por la montaña, a cantar, danzar, reír, abrazar árboles, a comer sanamente para fortalecer su sistema inmunológico y tomar agua pura en buena cantidad. Si debemos guardarnos por unos días en casa, aprovechemos ese tiempo para compartir con nuestros seres queridos, para leer, estudiar e investigar más al respecto a cambio de quejarnos y ubicarnos en la posición de víctimas.

Sé un ejemplo de vida en estos momentos, un mensajero de paz, no una carga más para los demás, sé prudente y piensa muy bien antes de hablar para no correr el riesgo de asustar a una persona frágil y temerosa.

Si estás frente a alguien con mucha tos o síntomas que inquietan a las personas, actúa con bondad y respeto, con cordura y amabilidad, recuerda que eso mismo te puede pasar a ti, que en este planeta todos estamos viviendo y enfrentando la misma situación, recuerda que el bienestar de los demás es tu propio bienestar, que si dañas a los demás o sales corriendo por miedo en el momento en que alguien te necesita, más tarde eso mismo te puede pasar a ti y no habrá una mano amorosa que te apoye.

No caigas en las fauces del pánico colectivo, enciende tu luz interior y comprende que lo único que te puede pasar es aquello que te corresponde y además siempre se cumple la voluntad del Padre. Actúa con amor, bondad, sensatez, respeto y con el cuidado pertinente, pero especialmente sirve incondicionalmente donde te necesiten.    

Controla tus emociones, en estos momentos de confusión mental y temor general es de vital importancia entrenarnos conscientemente en aprender a controlarlas para no caer en errores y miedos innecesarios.

El amor es la mejor medicina ante cualquier situación, el amor cura pandemias y encuentra todas las soluciones posibles y la paz permite que el amor fluya.

Bendiciones para todos.     

Preguntas:

¿Te gustaría ser una luz que alumbra el camino de otros?

¿Qué tienes que hacer para lograrlo?

Luz Stella Solano M.