Es el momento de estallar en luz, de
dejarnos fluir, de abrir el alma y
contagiar el universo con nuestros
destellos de luz, cada “LLAVE MAESTRA”
es un destello del alma.

somos como un diamante
gigante que emite destellos
de diferentes colores; que esos destellos
sean siempre más hermosos
y más grandes depende de cada
uno de nosotros.

hay que dejar que ese diamante
irradie, inunde, contagie; el amor
es lo más contagioso,
contagiémoslo.

Nuestra misión es iluminar y dar luz
sin importar lo que veamos
a nuestro alrededor.

Tomado del libro “De Regreso al Cielo” Página 23

Luz Stella Solano Montes | Nueva HumanidadLuz Stella Solano M. 

ÚLTIMOS RELACIONADOS

La confianza en sí mismo

La confianza en sí mismo

Depender de la opinión ajena es una de las más grandes calamidades en la vida de cualquier ser humano.

Síguenos

Skip to content