Es el momento de estallar en luz, de
dejarnos fluir, de abrir el alma y
contagiar el universo con nuestros
destellos de luz, cada “LLAVE MAESTRA”
es un destello del alma.

somos como un diamante
gigante que emite destellos
de diferentes colores; que esos destellos
sean siempre más hermosos
y más grandes depende de cada
uno de nosotros.

hay que dejar que ese diamante
irradie, inunde, contagie; el amor
es lo más contagioso,
contagiémoslo.

Nuestra misión es iluminar y dar luz
sin importar lo que veamos
a nuestro alrededor.

Tomado del libro “De Regreso al Cielo” Página 23

Luz Stella Solano Montes | Nueva HumanidadLuz Stella Solano M. 

ÚLTIMOS RELACIONADOS

Las heridas en el inconsciente

Para poder amar a los demás y valorar todos los eventos que nos ocurren en este mundo, necesitamos primero amarnos y aceptarnos nosotros mismos; tenemos que conocernos y comprendernos. Todo empieza con ser honestos con nosotros mismos, con nuestro propio ser!!. Muchas...

El proceso de enamoramiento

"La apariencia de las cosas cambia de acuerdo con las emociones, y veremos belleza y magia en ellas mientras exista realmente la belleza y la magia en nosotros " Nueva Humanidad Kahlil Gibran Todo empieza con la experimentación de un sentimiento de...

Las fugas de energía individual

Los seres humanos somos seres energéticos en esencia. Por consiguiente, nuestro trabajo de evolución en la vida, el cual está en perfecta conexión con nuestro crecimiento como seres espirituales, reside, fundamentalmente, en aprender a manejar de manera eficiente...

Ocho lecciones que te enseña un hijo

Un hijo es ese regalo maravilloso que la vida te dio para aprender a través de él grandes lecciones. No es tuyo, no te pertenece, solo fuiste un instrumento mediante el cual el vino a esta vida y solo te corresponde darle amor, servirle de guía y ser su ejemplo a...

Síguenos