Ideas para tener buenas ideas

Encontrar solución a tus problemas, mejorar la manera en que haces las cosas, inventar nuevas opciones, todo eso requiere de buenas ideas y por ende el uso de tu imaginación y creatividad.

Es normal creer que este concepto está reservado para los artistas o grandes pensadores, pero la verdad es que tú también necesitas grandes ideas en tus actividades cotidianas, como preparar el menú del día o saber qué hacer cuando el carro no arranca, situaciones tan simples en las que debes sacar tu lado más creativo.

¿Cómo no paralizarte cuando más necesitas buenas ideas?

¿Qué hacer para explotar esas capacidades que tienes pero están en desuso?

Lo primero es asumir que eres creativo, que tienes buenas ideas y puedes hacer uso de tu imaginación sin dejar que nadie (ni siquiera tú mismo) te hagan creer lo contrario.

No te limites, ni califiques tu poder.

Cuando te sientas atascado es momento de despejar tu mente y sacar toda la basura; agarra papel y lápiz para escribir todo aquello que te perturba, una vez tengas tu cabeza despejada será más fácil que las ideas puedan llegar.

Si aun así sientes que la creatividad no fluye probablemente te estás tomando las cosas demasiado en serio y debes mirar el mundo con nuevos ojos, como si fueras un niño, dejándote maravillar por los pequeños detalles.

Anímate a adoptar una actitud curiosa que te permita descubrir el mundo nuevamente, las ideas de seguro vendrán con el simple hecho de ver las cosas desde otra perspectiva.

Por supuesto existe algo que siempre funciona y Picasso lo dice muy bien “que la inspiración te encuentre trabajando”, no esperes tener una idea fantástica para empezar a ejecutar, comienza por algo y todo vendrá por añadidura.

Entonces manos a la obra ponte en acción con todo ese trabajo pendiente y no sigas buscando la magia afuera pues ya está dentro de ti.

Luz Stella Solano M.

¿Necesitas más información?