La felicidad es un estado que se construye desde el interior de cada uno, no son momentos de euforia donde saltamos de la emoción por algún suceso o acontecimiento que nos agrada. La felicidad es un continuo y permanente estado de paz y armonía, y de inmensa gratitud por el milagro de la vida. La más sabia definición de felicidad es “Cero Sufrimiento”, es el resultado de un trabajo interno, de un proceso de limpieza mental de creencias limitantes del ego, que nos hace creer que hay que sufrir por las circunstancias difíciles o las situaciones indeseadas.

Cuando el ser humano aprende a ver todos los sucesos de su vida o experiencias como grandes oportunidades de aprendizaje deja de sufrir y entra en un estado de paz y felicidad permanentes.

Obviamente no tiene nada que ver con indiferencia ante los acontecimientos o sufrimientos ajenos; está relacionada a la comprensión de que todo lo que sucede en el universo es perfecto y necesario, responde a una necesidad de aprendizaje y tiene un propósito de amor.

Lo único que podemos hacer, frente a los acontecimientos externos y los sufrimientos ajenos, es brindar todo nuestro apoyo y comprensión y ofrecer nuestro servicio. Podemos prestar un gran servicio compartiendo información de amor y sabiduría, con aquellos que sufren para ayudarles a superar su sufrimiento mediante un nuevo enfoque o visión de la vida.

ÚLTIMOS RELACIONADOS

Propósito 2463 Amor propio

Propósito 2463 Amor propio

Hoy cuido de mí mismo, así como una madre o un padre protegen a su bebé, así mismo tengo deberes y responsabilidades para conmigo mismo

Propósito 2450 Sabiduría

Propósito 2450 Sabiduría

Hoy toda la sabiduría y el conocimiento emergen gradualmente desde adentro, las experiencias dolorosas y difíciles nos forman y obligan a avanzar, algunos aprenden de forma rápida y fluyen con la vida en perfecta armonía y unidad con todo, otros se atascan en situaciones conflictivas y crean más sufrimiento del necesario, cada uno decide

Propósito 2443 Felicidad

Propósito 2443 Felicidad

Hoy me siento feliz de ser yo, me miro al espejo con admiración y respeto, digo en voz alta que me amo, me mimo con extraordinaria y amorosa devoción, me doy gusto en comer lo que se me antoja, en tomar una siesta, en recibir un masaje, en sentarme serenamente sin...

Síguenos