Para que podamos estudiar de manera más fácil y tener mayor comprensión de las leyes estas se manejan en un orden jerárquico, que va desde la menor y más básica de ellas que es la ley de la naturaleza y vamos ascendiendo en su estudio, hasta llegar a la máxima jerarquía del universo que es la ley del amor.

El orden que vamos a manejar en su estudio y profundización es:

  1. Ley de la Naturaleza
  2. Ley de Armonía
  3. Ley de Correspondencia
  4. Ley de Evolución
  5. Ley de Polaridad
  6. Ley de Manifestación
  7. Ley de Amor

La Ley

No es posible que alguien o algo se salga de ella, si esto fuera permitido el universo no existiría. Todos los procesos del universo desde los más simples hasta los más complejos o relevantes están dentro de la ley, esto es lo que permite que su funcionamiento sea absolutamente perfecto, aunque muchos sucesos y acontecimientos que se dan en el mundo parezcan extraños y para la mente humana sean imposibles de comprender aún.

El aparente caos, lo inaceptable y todo aquello que la incipiente mente humana no alcanza a comprender, funciona, es perfecto y está dentro de la ley, fuera de ella nada es posible, todo está regido por leyes exactas y especializadas, ya que en el universo todo tiene un propósito y cumple con una función específica.

En una organización tan sabia y magistralmente creada y diseñada, nada queda suelto o supeditado al azar, todo está perfectamente organizado y dirigido hacia un propósito o fin determinado. Los seres vivos que habitamos este mundo solo podemos salirnos de las leyes inferiores, lo cual es permitido por las superiores, con el propósito de que al salirnos de ellas reconozcamos su existencia.


La única forma de reconocer la existencia de una ley es saliéndonos de ella.


Cuando nos salimos de la ley de la naturaleza, nos enfermamos y reconocemos su existencia. Cuando nos salimos de la ley de armonía nuestras relaciones se dañan y sicológicamente tenemos muchos problemas. Cuando nos salimos de la ley de correspondencia nuestra vida se bloquea generando guerras y conflictos a nivel social, comprobando estos resultados y también reconociendo la existencia de la ley.

Leyes superiores

De las leyes superiores no nos está permitido salir jamás, siendo ellas las que permiten que nos salgamos de las leyes inferiores.  O sea que en términos generales nunca nos podemos salir de la ley del Universo. Si esto fuera posible los seres humanos acabaríamos con el universo, lo desorganizaríamos y lo desintegraríamos, queriendo acomodarlo a nuestras propias creencias e intereses. Afortunadamente la ley no lo permite.

Vivimos en un paraíso aislado o cárcel planetaria (podemos escoger el nombre que más nos agrade), llamado planeta tierra, para que no podamos hacer daños en otros lugares.  Cuando aprendamos a respetar totalmente las leyes del Universo y todos sus procesos pasaremos a otras civilizaciones más avanzadas que no están aisladas como la nuestra.

Los seres que estamos en evolucionando pasamos continuamente a través de los procesos del universo que son permanentes y eternos. Lo que cambia son los seres que viven los procesos, son los que se transforman y mutan constantemente con el propósito de que podamos evolucionar y comprender cada vez un poco más el funcionamiento de este mágico universo que habitamos.

Es algo similar a un colegio, existen muchos de ellos muy antiguos, con estructuras físicas gigantes donde a lo largo de los siglos han estudiado miles de personas. Los estudios son los mismos, las estructuras físicas son las mismas, incluso el estilo pedagógico es igual al de hace uno o varios siglos, lo único que cambia son las personas, tanto los estudiantes, como los profesores.

Lo que allí se enseña no puede cambiar, las matemáticas, la física y todas las ciencias que se estudian en un colegio, evolucionan y hacen nuevos descubrimientos, pero en su esencia primaria nunca cambian. Las letras, los números, los medios de comunicación y la naturaleza nunca cambian.

Toda ley es de obligatorio cumplimiento, por eso es por lo que el ser humano en realidad no hace leyes, puesto que se pueden negociar, desobedecer e incluso violar sin que pase nada, lo que hace el hombre son normas transitorias, modificables y derogables, mientras qué sobre la ley no hay posibilidad de negociación; la ley se cumple sin discusión, sin opinión alguna, sin posibilidad de negociación, es decir, se cumple porque se cumple. Ejemplo la ley de la gravedad, por mucho que una persona no conozca su existencia, si se tira de un piso alto, cae y se estrella contra el piso, sin que lo pueda evitar.

Es así por una sencilla razón, los seres que estamos en evolución vamos aprendiendo de una manera paulatina, desconocemos la grandeza de la creación y su inmensidad, pero en nuestra inocencia en algunos casos y arrogancia en otros, creemos que sabemos mucho, que conocemos todo y nos sentimos con el derecho a opinar sobre lo desconocido.

Si no existieran leyes inmutables y eternas el ser ignorante y prepotente, en su absurda creencia de que lo sabe todo, desorganizaría y destruiría ese orden perfecto, tratando de acomodarlo a sus creencias personales.

Tres procesos

El universo tiene tres procesos básicos. El primero es el de la creación; el segundo la administración de la creación, y el tercero el de la comprensión de la creación, o sea la pedagogía. Dentro de estas fuerzas rigen todas las leyes del Universo.

En nuestro próximo artículo veremos como la ley opera en dos sentidos uno ascendente y otro descendente, para posteriormente entrar al estudio más profundo de cada una de ellas.

Si tienes preguntas o alguna inquietud al respecto recuerda que en los comentarios puedes hacerlas y con gusto te responderé.

Gracias

Si ha sido de valor y te gustó este artículo puedes hacer tu comentario al respecto.

Esta secuencia te permitirá conocer sobre los fundamentos de la información de la Escuela de Paz Nueva Humanidad, provenientes del Maestro Gerardo Schmedling.

Luz Stella Solano M.

Si te gusto el artículo, déjanos tu comentario y comparte.

Leyes divinas que rigen el universo

Ingresando a esta página conocerás todas las leyes que rigen el universo y el efecto que producen cada momento, cada día en cada uno de nosotros.

Quiero conocer las leyes
Ir al contenido