Respeta a las personas ordinarias, sin ellas no habría personas grandes.