Aquel que golpea será golpeado, aquel que acaricia será acariciado. Todos recibimos lo que damos.