Todo el mundo sonríe en el mismo idioma.

Escribir a Nueva Humanidad