Si solo hablas, repites lo que ya sabes, si escuchas aprendes aquello que aún no sabes