Cada vez que retienes alguien que quiere alejarse, bloqueas el camino de quien quiere acercarse