Nuestros pensamientos modelan la manera de vernos a nosotros mismos y al mundo.