La vida responde a la acción, jamás a la inercia.