El cuerpo y la mente siempre van tomados de la mano, lo que pasa en una, deja huellas en el otro.