Si no haces nada para conservar lo que amas, tampoco llores cuando lo pierdas.