Antes de juzgar los errores de otros, reconoce los tuyos.