Nunca recuerdes lo que das. Nunca olvides lo que recibes.

Otros artículos de tu interés

Skip to content