Si lo niegas te somete, si lo aceptas te transforma.

Ir al contenido