Si lo niegas te somete, si lo aceptas te transforma.

Otros artículos de tu interés

Skip to content