No importa el tamaño de la casa, sino la felicidad y el amor del hogar.