Aprender a recibir porque allí nace la humildad.

Otros artículos de tu interés

Skip to content