Ignorante es aquel que siempre expresa lo que cree. Sabio es aquel que siempre expresa lo mejor.