Somos creadores de nuestra experiencia vital, la cual depende única y exclusivamente de nosotros.