Cuando niegas a otros lo que les correspondes restas y divides tu vida, cuando das generosamente le sumas y multiplicas.