Los pensamientos positivos producen felicidad y respaldan la felicidad de los demás.