Pierde el interés por los conflictos, las discusiones, o el deseo de demostrar que tienes la razón.