Pierde el interés por juzgar a los demás y desarrolla la habilidad de resaltar sus cualidades.