Recibe abiertamente y sin condiciones las expresiones de amor de los demás.