La preocupación no evita los problemas de mañana pero quita la paz de hoy.