Si la opinión de los demás acerca de ti mismo es más importante que la tuya, tienes una clara dependencia emocional.