Entrenar la mente en ver lo positivo de cada situación difícil, equivale a ser feliz y vivir en paz.