Es mejor enseñar a otros a descubrir su propia riqueza, que compartirles la nuestra.