La mente y el cuerpo son mundos inseparables, lo que se siente en el uno se manifiesta en el otro.