El verdadero amor no reprocha los defectos, resalta lo valores.