Para ponerle fin a los tiempos oscuros sólo hay que acordarse de encender la luz.