Si insistes en el pasado y sueñas en el futuro, desperdicias lo más valioso que tienes, el momento presente.