Los sabios aman leer, los ignorantes evitan hacerlo.