Algunas cosas de la vida no se logran entender, pero igual hay que aceptarlas.