Para que las cosas cambien primero debes cambiar tu manera de verlas.