Incluso en las peores circunstancias puedes ser libre mental y espiritualmente.