Algunas veces en la vida lo más sabio es hacerse el tonto.