Las cosas buenas llegan a los que saben esperar, las grandiosas a los que saben creer.