Si la mente no está preparada, el ojo no lo puede ver.