Vivimos en un universo de infinita abundancia, pero estamos limitados por nuestras ideas y creencias sobre la realidad.